El día 12 de junio se celebra el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, una fecha que desafortunadamente tiene que existir y seguirá existiendo si no ponemos remedio.

Estos menores se ven obligados a trabajar desde muy temprana edad por muy controvertidos y diversos motivos, interrumpiendo su infancia de forma drástica y dejando de lado lo que todo niño debería hacer a su edad: jugar, tener una educación, aprender de su entorno en un ambiente agradable que les permita socializar y desarrollarse como individuos.

Estos niños generalmente son alejados de su hogar y de sus familias, por lo que se ven obligados a madurar prematuramente asumiendo responsabilidades que no les corresponden y que les inducen a un deficiente desarrollo de habilidades sociales. En los peores casos, recurren a la violencia y se convierten en personas frías debido a las carencias emocionales que han padecido.

Y es que los niños tienden a imitar lo que ven y escuchan de sus padres y personas más cercanas, pero en estos casos no existen referentes positivos para ellos, sino que atienden a sus superiores o los niños que se encuentran en la misma situación que ellos.

Imagen: @freepik

Datos aterradores

Según la ONG infantil World Vision, de esa cifra, 85 millones se encargan de tareas que definen como “las peores formas de trabajo infantil”. Trabajos potencialmente peligrosos que dañan su salud, seguridad y desarrollo interior, ya que “impiden a los niños disfrutar de su infancia y recibir una educación, afectando tanto a su salud física como a la moral”.

Asimismo, la mayoría de estos menores se concentran en determinadas zonas del mundo. Atendiendo a los datos ofrecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 72 millones de niños se encuentran en África; 62 millones en la región de Asia y Pacífico; 10,7 millones entre América del Norte, Centro América y Sur América; 1,1 millones en los países árabes y 5,5 millones entre Europa y Asia Central.

Lo más escalofriante es que el 75% de estos niños tienen edades comprendidas entre los 5 y los 14 años. ¿Te imaginas si fuese tu hijo?

Por desgracia, y pese a los intentos de multitud de iniciativas y ONG’s que luchan contra este mal, el trabajo infantil sigue creciendo año tras año.

¿Qué soluciones propondrías tú para acabar con esta horrible situación?

 Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Contacto

c/ Princesa Doña Sofía 5, 28924 Alcorcón.

Lunes a viernes de 9 a 21h, sábados de 9 a 14h.
info@globaltyapsicologos.com
  91 041 74 03  Atención telefónica de lunes a viernes de 9 a 20h.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies