Aunque no lo creamos, los jóvenes de hoy en día han crecido en la ‘Era de Internet’ rodeados de pantallas. El móvil y las redes sociales son su día a día y, lo que antes se centraba en conversaciones de horas con sus amigos o familiares, se ha visto reducido a admirar imágenes de otros en Instagram, ver qué ha subido el chico o la chica popular del insti en Facebook, conocer al dedillo cuál es el vídeo más viral de Internet o saberse de memoria el temazo de moda en Spotify. 

Lo importante es ‘estar en la onda’ y no quedarse rezagado porque, ¿quién quiere ser el pringado de clase? ¿O el rarito del grupo?

Y es que durante la adolescencia la autoestima es más frágil que nunca, ya que los jóvenes son inseguros y cualquier acción que afecte a su identidad les hace vulnerables.

Su mundo se mide por una constante necesidad de aprobación por parte de los demás a través de las redes sociales. Si sus contenidos funcionan, se sienten reforzados; si no, les afecta a su autoestima por el inevitable miedo al fracaso.

Imagen: Freepik

Una realidad paralela

Como bien dijo François de la Rochefoucauld: “Ponemos más interés en hacer creer a los demás que somos felices que en tratar de serlo”. 

Cuando los jóvenes (y los no tan jóvenes) publican una imagen en redes sociales, lo hacen tras seleccionar una de las decenas de fotos iguales que han tomado, incluir filtros, poses imposibles y múltiples trucos para conseguir el mejor resultado pero, ¿muestran la realidad?

La perfección no existe, y si no que se lo digan a Essena O’Neil. Esta influencer tuvo que decir basta a una vida aparentemente perfecta a través de su perfil de Instagram, pero que era de todo menos real.

Lo que de verdad importa: la vida real

Quizás tienes miles de seguidores en tus perfiles pero, ¿cuántas de esas personas estarán a tu lado cuando las necesites?

Ten en cuenta que:

  • Lo primordial es conocerte bien, aceptarte tal cual eres e intentar mejorar aquello que quieras por ti mism@, no porque lo crean los demás.
  • No te preocupes por conseguir followers, quienes deben importarte son tus verdaderos amigos y personas queridas.
  • No tienes por qué gustar a todo el mundo. Lo más importante es que te quieras tú.
  • Cuando subas un contenido, que sea porque realmente te apetece compartirlo con quienes te importan. No esperes la aprobación en forma de likes.
  • Si quieres mostrar tu vida a través de las redes sociales, debes ser capaz de asimilar los comentarios y críticas que puedan aparecer.

Y para finalizar, ten muy claro que las relaciones personales y las amistades reales no se basan en interacciones en redes sociales, sino en el contacto directo entre personas. En un abrazo, en un beso, en un ‘me gusta’ dicho desde el corazón.

 Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Contacto

c/ Princesa Doña Sofía 5, 28924 Alcorcón.

Lunes a viernes de 9 a 21h, sábados de 9 a 14h.
info@globaltyapsicologos.com
  91 041 74 03  Atención telefónica de lunes a viernes de 9 a 20h.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies