En Globaltya, con ánimo de seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de la gente, hemos puesto a funcionar los talleres de Mindfulness donde yo misma soy quien forma los grupos, dirige la meditación y la relajación final. Por ello, me gustaría aclarar personalmente unos conceptos claves para poder comprender por qué pienso que este taller puede reportar beneficios…

¿Qué es Mindfulness?

Cada vez está más en boca de todos esta palabra, que sin lugar a dudas está cambiando la forma en que las personas tienen de desenvolverse en el mundo.

Mindfulness es la habilidad para permanecer en el momento presente, dándonos cuenta de todo cuanto acontece en nuestra mente, momento a momento, instante tras instante.

Suena paradójico, pero solemos vivir el presente en piloto automático, condicionados por nuestro pasado y/o por el miedo e incertidumbre que despierta el futuro; esta forma de vida en la que circunstancias, pensamientos y emociones conquistan nuestra paz, es una vida llena de dolor y angustia.

¿De donde proceden las prácticas basadas en Mindfulness y cuales son sus beneficios?

Los programas basados en Mindfulness proceden de las antiguas prácticas del Budismo Indio, quienes ya hace millones de años desarrollaron prácticas que ayudan a las personas a alcanzar estados de bienestar y contemplación.

Recientemente, en occidente, se han diseñado programas basados en estas milenarias prácticas, se le han quitado sus componentes religiosos y se han investigando los cuantiosos beneficios que reportan en el ser humano:

  • Disminuir la ansiedad desde el manejo de las funciones fisiológicas del cuerpo.
  • Comprender cómo funcionan los pensamientos y cómo dejar ir el contenido mental doloroso.
  • Mejorar la concentración y la atención plena.
  • Cambiar el patrón de reacción impulsiva descontrolada habitual por un patrón de respuesta meditada y consciente.
  • Mejorar la conciencia del propio cuerpo y sus estados internos.
  • Mejorar el bienestar psicológico general a través del cultivo de actitudes vitales no valorativas
  • Crea un contexto donde desarrollar habilidades para sentirse en paz con los demás, consigo mismo/ y el mundo.

 

Principios básicos

Estos programas se asientan sobre un principio básico: ayudar a las personas a entrenar su capacidad de prestar atención, aprender a observar los fenómenos mentales tales, como pensamientos, emociones o sensaciones corporales, creando un espacio seguro, para que la persona pueda dejar de identificarse con aquello que aparece en su mente, creando cierta distancia entre quien observa y lo que es observado, sin juicios, ni valoraciones. De esta manera, con práctica, los fenómenos mentales dejan de dirigir la vida, se aprende a observar sin reaccionar impulsivamente.

Para poder entenderlo mejor, sería como si los pensamientos, emociones y sensaciones corporales fuesen olas de un mar agitado, cuando nos identificamos con esas olas, nos arrastramos por la furia de ese mar revuelto, perdemos el aliento, nos sentimos amoratados, doloridos, a merced de las reacciones de las inclemencias del mar. Estamos dentro, por completo, de esa tempestad. Las estrategias basadas en Mindfulness nos ayudan a tomar distancia, a salir de ese mar revuelto . A través de la práctica conseguimos andar con determinación hacia la arena, situarnos en un punto donde lejos de la corriente del mar podemos observar la tempestad, sin que está nos revuelva y ahogue.

mindfulness alcorcon

No es lo mismo estar dentro que contemplar desde fuera, contamos con mayor margen de acción desde la arena, eso es exactamente a lo que nos ayuda la practica de Mindfulness, y en concreto el taller propuesto, a tomar cierta distancia. Es desde esa distancia donde se puede entender la verdadera libertad humana.

¿Cómo?

Existen muchos ejercicios que ayudan a alcanzar este fin, en función del punto del que parta el practicante se podrán proponer unos u otros, sin embargo siempre existen ciertos anclajes con los que se trabaja. Estos anclajes son la atención en la respiración y las sensaciones que ésta produce en diferentes partes del cuerpo, la atención en los pensamientos, emociones y sensaciones corporales.

También se utilizan ejercicios corporales de la disciplina del Yoga. La persona aprende a sostenerse en la respiración y a identificar las fluctuaciones de la mente en el cuerpo.

Es muy común que la mente se disperse rápidamente hacia sus tendencias condicionadas, lo cual es visto desde la práctica como un regalo para poder darnos cuenta, abrir un espacio para la observación y aceptación, así como redirigir con conciencia y sin juicio la atención, aprender a moverse desde las agitadas olas hasta el sosegado espacio reconfortante que proporciona sostenerse en la arena, desde donde podemos contemplar con una distancia prudencial todo cuanto acontezca.

Los ejercicios van dotando de habilidad al practicante, el cual con el tiempo es capaz de sostenerse más fácilmente en el ejercicio.

Para todos los interesados en el Taller o en el Mindfulness en general, ofrezco ampliar esta información o resolver cualquier tipo de duda en una cita de información sin coste ni compromiso

 

Redactado por Gema Cortés.

Psicóloga Experto en Mindfulness en Globaltya Psicólogos.

 Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies