La terapia cognitivo-conductual es uno de los enfoques más utilizados y conocidos en consulta y que además cuenta con una eficacia científica comprobada en diferentes tipos de intervención. Esto es debido a que se trata de una terapia que pone el foco en los comportamientos y las conductas que puede llevar a cabo el paciente y por lo tanto sus primeros resultados se pueden observar en un corto espacio de tiempo.

Además, se trata de una terapia que como su propio nombre indica, proviene de la combinación de terapias conductuales junto a otras de corte más cognitivo. Por tanto, los psicólogos disponemos de un amplio repertorio de herramientas que al ser utilizadas en combinación pueden abarcar un extenso abanico de trastornos mentales.

La base de esta terapia se centra en la idea de que toda conducta es aprendida pero más allá de una simple asociación entre estímulos y respuestas, también es necesario comprender que detrás de este aprendizaje existe un significado y unos esquemas cognitivos que trae el propio paciente y que vienen influenciados por su historia de vida y por su propia experiencia.

La terapia cognitivo-conductual entiende a la persona como un todo que no puede reducirse únicamente a su comportamiento ni tampoco a sus pensamientos. En realidad todos los seres humanos somos una combinación de ambos ya que lo que pensamos influye sobre nuestras conductas pero al mismo tiempo nuestras conductas también influirán en nuestra forma de pensar.

Por esta razón cuando se produce un cambio en alguno de estos dos componentes (ya sea conducta o pensamiento) dicho cambio también influye sobre los demás. Gracias a esta doble intervención, es posible conseguir sinergias que ayuden al paciente a acelerar su mejoría.

Trabajando sobre la conducta y los pensamientos

Como comentábamos, la fuerza de esta terapia reside en poner el foco desde el primer día en aquellas conductas y comportamientos que dependen del propio paciente. Pero esto por sí solo no es suficiente ya que si no se trabajan también los pensamientos, es posible que dicha conducta “pierda fuerza” con el tiempo y se retorne a la situación inicial.

Por ello es igual de importante trabajar también sobre los pensamientos de la persona. Es posible que el paciente cuente con una serie de distorsiones cognitivas (formas de pensar equivocadas) o esquemas disfuncionales que le llevan a actuar casi por inercia de una determinada forma que no le está favoreciendo en absoluto.

Por tanto una de sus características principales consiste en centrarse en el presente inmediato, aunque en algunos momentos también sea necesario viajar al pasado del paciente para comprender el origen de algunos patrones disfuncionales de pensamiento.

En consulta trabajamos junto al paciente con el objetivo de sustituir esos pensamientos erróneos por otros más ajustados a la realidad. De esta manera, se incrementaran las probabilidades de que su propia conducta y sus comportamientos también se modifiquen por otros más adaptativos que le acerquen cada vez más a un estado de bienestar.

Para cada sesión se trabajan una serie de metas y objetivos que el paciente se lleva a casa como si fueran “deberes” que debe que traer hechos para la siguiente sesión. De esta forma el paciente se involucra de forma activa en su propia mejoría desempeñando un rol más activo en la solución de sus problemas.

¿En qué casos se utiliza la terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo-conductual es muy flexible ya que se puede aplicar prácticamente en todas las edades y ante una gran variedad de problemas, desde trastornos de ansiedad, fobias, trastornos obsesivo-compulsivos, trastornos del comportamiento alimentario o depresión.

En la actualidad se considera que la terapia cognitivo-conductual es una psicoterapia cuyos resultados han sido ampliamente validados mediante el método científico lo cual implica que las personas que pasan por este tipo de terapia van a experimentar mejoría en una proporción más alta que frente a otras opciones terapéuticas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies