La Semana Santa ha tocado fin y, aunque en la mayor parte de nuestro país el tiempo no ha acompañado, siempre es bueno disfrutar de unos días de ocio y descanso rodeado de familiares o amigos, ¡o en solitario!

Pero, ¿qué ocurre cuando finalizan y debemos  incorporarnos de nuevo al trabajo, a los estudios o a nuestra rutina habitual? Este hecho genera que algunas personas lleguen a sentir falta de energía, tristeza, apatía e incluso estrés y ansiedad, lo que conocemos comúnmente como ‘síndrome postvacacional’.

Imagen: @yanalya

¿Qué es el síndrome postvacacional y cuáles son sus síntomas?

Podríamos definir este síndrome como un trastorno adaptativo, ya que suele darse tras periodos vacacionales extensos y quienes lo sufren sienten cierto desasosiego ante lo que les espera, ya sea por desmotivación, estrés, añoranza de lo que han vivido, etc.

Cabe destacar que este trastorno se aloja en nuestra cabeza en forma de pensamientos negativos, anticipación de hechos nocivos generados por nuestra mente que no han ocurrido (y puede que no ocurran jamás) que suelen desembocar en síntomas como: palpitaciones, sudoración, hiperventilación, temblores, taquicardias, cambios de humor, falta de apetito y de concentración, dolores musculares, molestias en el estómago o insomnio.

El síndrome postvacacional no suele durar más de 2 ó 3 de semanas, aunque en los casos más graves – donde se ocasiona ansiedad o depresión- hay que ponerse en manos de profesionales de forma periódica para lograr eliminarlo por completo.

¿Cómo podemos combatirlo?

  • Céntrate en todo lo positivo que tiene tu vida habitual, ¡disfrútalo!
  • Cuando viajas, es recomendable volver uno o dos días antes a tu casa. Te dará tiempo de organizarte y mentalizarte ante la vuelta a la rutina.
  • En la etapa final de tus vacaciones ve adaptando los horarios a los de tu vida habitual. Conseguirás que la vuelta y los madrugones sean más llevaderos.
  • Plantéate objetivos a cumplir cada día, ¡la motivación es tu mejor arma! Al fin y al cabo, nuestro cerebro está programado para ello como modo de subsistencia.
  • Sal de la rutina realizando actividades que te gusten y te hagan feliz.

Hay que tener en cuenta que, para afrontar “la vuelta a la realidad”, debemos adaptarnos de forma progresiva y, lo más importante, con actitud positiva.

 Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

Contacto

c/ Princesa Doña Sofía 5, 28924 Alcorcón.

Lunes a viernes de 9 a 21h, sábados de 9 a 14h.
info@globaltyapsicologos.com
  91 041 74 03  Atención telefónica de lunes a sábado de 8 a 22h.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies